El estado de Chiapas fue nombrado así durante la época colonial, le llamaban chiapan (en náhuatl:

Chía-apan, “Río de la chía”) por los mexicas, este término fue castellanizado en plural como chiapanecas o chiapas.


Se encuentra en la región suroeste del país, en este estado se desarrollaron importantes culturas mesoamericanas durante la época precolombina. Entre ellas la olmeca, maya y chiapaneca, gracias a esto tiene varios sitios arqueológicos de ruinas mayas como son:


Bonampak, centro ceremonial erigido en el corazón de la selva, se descubrió en 1946. Una de las grandes historias de la exploración arqueológica en Chiapas, permitió conocer uno de los mayores testimonios de la cultura maya donde podemos admirar sus construcciones, estelas, grabados, murales y la magnífica concepción de color y línea de sus pintores.

 

 

  


Bonampak
Foto: Jorge Ojeda

Chiapa de Corzo, es una pequeña aldea agrícola, que se convirtió en un gran centro ceremonial, aquí se encontró escrita con puntos y barras en un fragmento de estela la fecha más antigua hallada hasta ahora en Mesoamérica.

Chinkultic, sitio maya que tiene varios cuerpos de agua entre los que destaca el Cenote Azul y está rodeada de colinas calcáreas, cuenta con varios conjuntos, muchos aún sin explorar, tiene un juego de pelota con esculturas asociadas, está dentro de la zona lacustre y amplios llanos comitecos.

El Lagartero, otra zona arqueológica, “siendo un sitio de salvaje e incomparable belleza” como lo dijo el explorador John L. Stephens, el río Lagartero produce gran cantidad de pequeños estanques comunicados por canales y cascadas.

Palenque, surgió como una aldea agrícola, es una de las zonas arqueológicas más impresionandes del Mundo Maya, tiene una gran extensión con 250 hectáreas descubiertas que es el diez porciento de su superficie total, consta de elegantes edificios sobresalientes, su torre de cuatro pisos y su Palacio llamado la Gran Plaza. Tiene otros recintos de inigualable belleza, también se encuentra el Museo de Sitio Alberto Ruz Lhuillier. Zona considerada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Tenam Puente, este sitio maya se encuentra a 10km de Comitán, encontrarás una serie de terrazas sobre las que se distribuyen edificios, sus plazas y las canchas del juego de pelota.

  


El Observatorio Z.A. de Palenque.
Foto: Paolo Piccioto

 

 

 


ChiapaCorzo. Foto: Arturo Ramos

Toniná, espacio sagrado constituido por una montaña artificial de siete plataformas, levantada sobre una colina calcárea que domina un extenso y alargado valle, se accede por la cancha de juego de pelota de los prisioneros, tiene varias muestras escultóricas, este conjunto arqueológico es el más elevado del conjunto y se encuentra también el Museo de Sitio. 

Yaxchilán, se encuentra en el centro ecoturístico Escudo Jaguar; con cabañas para hospedaje, en lancha puedes pasear por las aguas del río Usumacinta, está rodeado de selvas altas, es famoso por su arte escultórico patente en estelas y dinteles, tiene el juego de pelota y pequeños conjuntos de edificios que, en algunos casos, parecen haber tenido la función de palacios. 

Chiapas se distingue por su incomparable paisaje marcado por la imponente presencia del Cañón del Sumidero y se distingue por su exuberante riqueza natural, sus montañas del norte, bosques, pastizales, iglesias coloniales, cascadas, sus impresionantes artesanías, ciudades muy interesantes y sus pueblos tzotziles y tzeltales, y sus tierras de grandes ruinas arqueológicas aunadas de monumentos prehispánicos y coloniales, espejos de agua en medio de la selva, entre muchos atractivos más. 

Tiene 12 pueblos originarios con costumbres que han perdurado con el tiempo.


Laberinto del Edificio 19, Yaxchitlán.
Foto: Rosa Ripoll